Inicio > Gestión de personas en el sector spa

Gestión de personas en el sector spa


El liderazgo es la suma de dos valores fundamentales: el talento y el carácter. Cualquier experto en dirección de empresas afirmará que el mundo entero está cambiando y que, por tanto, las compañías y las personas también deben cambiar. No es que todo cambie, sino que la tecnología está cambiando, al igual que la forma en la que trabaja la gente. Pero la mayoría de las cosas y las personas no cambian. Para que se den cambios es necesario tener estabilidad, las personas se sentirán seguras y podrán ser innovadoras. Si no se sienten muy seguras, no podrán relajarse. Habrá que averiguar qué ámbitos no deberían cambiarse y cuáles sí. Si se quiere propiciar un cambio en la gente, hay que trabajar seriamente en la relación que se establece entre la dirección y el personal.

En cuanto a la calidad del personal y del servicio en el sector spa, son cruciales para la empresa. La calidad suele fallar muy a menudo porque se convierte en un problema técnico. Un gran hotel-spa puede contar con un programa de calidad internacional, gerentes de calidad y tener las normas ISO 9000 que se encargan de publicitarlo en todos sus folletos… Pero si el camarero del restaurante, el recepcionista del spa y cualquier persona que vaya a recibir al cliente no sonríen, no son amables, si no le prestan atención y no se plantean esforzarse un poco más, no vale para nada tener un certificado de calidad. Muchas veces en estos grandes programas de calidad, los factores de RR.HH se pasan completamente por alto, tan solo preocupándose de las instalaciones, y lo que da la calidad es el servicio humano.

La totalidad de la empresa es en sí un equipo de equipos y es el director quien debe asegurarse de que éste funcione como uno solo para que todos los departamentos puedan tirar en la misma dirección y trabajar conjuntamente para conseguir la misión de la empresa, en vez de tirar en diferentes direcciones. Hay un concepto muy importante que se le puede explicar al personal y es el de “Internal Customer”. No sólo deben tratar bien al cliente del hotel-spa que paga, sino que cada departamento tiene un número interno de clientes, es decir, que debemos tratar a todos nuestros compañeros de departamento y de otros departamentos como si fueran clientes también (“hoy por ti, mañana por mí”).

Para desarrollar y mantener una cultura corporativa fuerte, los directivos deben ser modelos ejemplares de conducta y trabajo. Hay que recompensar a los empleados que actúen de acuerdo con los valores y la cultura empresarial. Existen muchos tipos de recompensa: podemos agradecer las cosas, lo cual es otro tipo de incentivo. Podemos reunirnos con ellos y alabar lo que han hecho, decirles que apreciamos sus esfuerzos. Cuando se elige a los supervisores o directivos, no sólo hay que pensar en los que posean los conocimientos técnicos o la formación perfecta, sino también los que sean capaces de entablar una buena relación y ser honestos y serios, que respeten nuestra cultura y valores y lo que les transmitimos.

Uno de los principales problemas del sector spa es la alta rotación del personal. Para conseguir la lealtad del personal, se debe trabajar de acuerdo con los intereses del equipo y de la empresa. La empresa tendrá que ser un buen lugar de trabajo, se deben tener buenos productos, servicios y sistemas. La lealtad no es algo innato a las personas y puede desaparecer en cuanto no sean tratados con respeto. ¿El perfil de empleado que trabaja en un spa? Gente honesta, que sepa trabajar en equipo, orientada hacia el cliente, amable y con dotes comerciales.

Artículo redactado por miespa.es

Secciones


Anuncios patrocinados

Ponga aquí su publicidad

« Diciembre 2017 »
LunMarMiéJueVieSábDom
123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Diccionario SPA

Duchas de contraste frío/calor para el tratamiento de las manos con dolencias articulares.

Ofertas de empleo

Libros

Líder Emocional

Portada Líder Emocional
Autor: 
Richard Boyatzis, Annie McKee y Frances Johnson

Los líderes excepcionales trasmiten pasión. Lideran desde el corazón, con inteligencia, enfocados hacia el futuro y con el compromiso de ser los mejores. Los líderes captan los sueños de las personas y sus necesidades, creando las condiciones necesarias para que su gente pueda desarrollarse.